Nosotros volvemos los ojos a Oriente, en busca de una sabiduría que no utilizaremos, y al durmiente en busca de un secreto que no encontraremos. Por eso yo digo, ¿qué hay de la noche, la noche terrible? La noche es la alacena en la que tu enamorada guarda su corazón, ella es el ave nocturna que picotea su espíritu y el tuyo, dejando caer entre ella y tú la horrible enajenación de sus entrañas. El goteo de tus lágrimas es su pulso implacable. Las criaturas de la noche no entierran a sus muertos, te los ponen al cuello, a ti, su enamorada que vela, de tu cuello los cuelgan, despojados de la corteza de sus gestos. Y donde tú vayas irá contigo, tú, viva, con la muerta de ella que no quiere morir; hacia la luz, hacia la vida, hacia el dolor, hasta que las dos seáis carroña.

schliessemirdieaugenbeide:

De sobte m’he sentit
tan cansada. No en vull més
de paraules; m’obsedeixen
i em col.lapsen. Tinc un dolor
a la base del coll de tant llegir.
Em deleixo per sentir-ho
tot amb el tacte.
Fora al jardí, l’aire
m’omple els ulls. Sento
als dits els pètals olorosos
de les roses, el suau vellut
d’un pensament.

Montserrat Abelló, [De sobte m’he sentit].

04.19.14 /11:49/ 15

OK I GET IT, OK I SEE

schliessemirdieaugenbeide:

Eadweard Muybridge. Plate 197 (Clothed Male and Female Dancing Waltz).
04.19.14 /00:27/ 8
04.18.14 /23:50/ 1
04.18.14 /23:49/ 1
04.18.14 /23:49/ 1
04.18.14 /23:48/ 1
04.18.14 /23:47/ 1

Sin embargo, ¿qué puede haber más íntimo, más esencial a los cuerpos que acontecimientos como crecer, empequeñecer o ser cortado? ¿Qué quieren decir los estoicos cuando oponen al espesor de los cuerpos estos acontecimientos incorporales que tienen lugar únicamente en la superficie, como un vapor en la pradera (menos incluso que un vapor, ya que un vapor es un cuerpo)? Lo que hay en los cuerpos, en la profundidad de los cuerpos, son mezclas: un cuerpo penetra a otro y coexiste con él en todas sus partes, como una gota de vino en el mar o el fuego en el hierro. Un cuerpo se retira de otro, como el líquido de un vaso. Las mezclas en general determinan estados de cosas cuantitativos y cualitativos: las dimensiones de un conjunto, o el rojo del hierro, lo verde de un árbol. Pero lo que queremos decir mediante “crecer”, “disminuir”, “enrojecer”, “verdear”, “cortar”, “ser cortado”, etc., es de una clase completamente diferente: no son en absoluto estados de cosas o mezclas en el fondo de los cuerpos, sino acontecimientos incorporales en la superficie, que son resultado de estas mezclas. El árbol verdea

2ª serie, “De los efectos de superficie”

04.18.14 /17:53/ 1326
Canvas  by  andbamnan